Historia

En 1979 se reunió un grupo de académicos y visionarios hombres de empresa salvadoreños para fundar el Instituto Tecnológico de Comercio y Administración de Empresas (Itcae), cuyos cimientos consolidarían la existencia de lo que hoy es la Universidad Tecnológica de El Salvador. Los fundadores del Itcae fueron los licenciados Juan José Olivo Peñate, Edgardo Emilio Zepeda, José Mauricio Loucel, Rufino Garay h. y el ingeniero José Adolfo Araujo Romagoza.

A partir de aquel momento, y para comprender adecuadamente el proceso de desarrollo histórico de la Universidad Tecnológica, se han identificado visiblemente cinco etapas cronológicas. Cada una tiene las características de la visión de futuro de la universidad:

Fundación. 1981-1986"La tecnología y la ciencia para el desarrollo de un pueblo"

En 1981 se crearon siete nuevas universidades en El Salvador, que absorbieron parte de la población estudiantil que, por circunstancias de la guerra, no podía ingresar a la Universidad Nacional. En ese contexto nace la Universidad Tecnológica (Utec), el 12 de junio de 1981, con una población de 1.279 alumnos, en el edificio Chaín, ubicado en la calle Rubén Darío de San Salvador, El Salvador, Centroamérica.

El lema que identificó la filosofía de la universidad desde su fundación fue “La tecnología y la ciencia para el desarrollo de un pueblo”, cuyo espíritu se mantiene en la actualidad.

La  Utec inició sus actividades con tres facultades: Ciencias Económicas, Ingeniería y Arquitectura, y Ciencias y Humanidades. El primer rector fue el licenciado Juan José Olivo Peñate. Posteriormente ocuparon el cargo los licenciados Edgardo Emilio Zepeda y Rufino Garay h. Desde 1992 hasta agosto de 2012 fue el doctor José Mauricio Loucel. A partir de septiembre de ese año es rector el ingeniero Nelson Zárate Sánchez.

Desarrollo de infraestructura física y académica. 1986-1995“La gran universidad de El Salvador”

El 10 de octubre de 1986, un terremoto de grandes proporciones destruyó buena parte de la capital, incluyendo el edificio Chaín, que albergaba las instalaciones de la Utec. Fueron momentos difíciles, superados gracias al decidido liderazgo del rector Loucel, quien, con su visión personal, hace renacer la estructura institucional de la universidad, logrando que nuevamente se ponga en pie y continúe perseverando en su misión.

Inmediatamente después del terremoto, a finales de 1986, se inicia la construcción del edificio Simón Bolívar, el primero propiedad de la universidad. Un año después, se firma el contrato para la construcción del segundo: el Francisco Morazán. En esta etapa destaca la expansión física y el desarrollo académico de la universidad.

A partir de este momento, y durante los siguientes nueve años, que estuvieron marcados por una guerra en nuestro país en pleno apogeo, la población estudiantil crece aceleradamente y la universidad continúa fortaleciendo su infraestructura física, su estructura organizativa y su esencia académica; se crean y desarrollan las funciones de proyección social y la investigación; se construyen laboratorios y centros se práctica; se enriquece constantemente la biblioteca; se fomenta el deporte y la cultura; hay una actualización permanente de los planes de estudio; una innovadora oferta de maestrías en áreas de aplicación práctica, así como la incursión y avance en las encuentras de opinión, entre otros. Todas estas acciones le han permitido, a la universidad, responder al entorno cambiante del mundo académico.

Planificación, autoevaluación, capacitación. 1995-2000“La diferencia está en los hechos”

Habiendo logrado una consolidación física y académica, con la expansión de su campus y la integración pertinente de las funciones universitarias básicas, la universidad inicia el camino hacia una marcada diferenciación con el sistema universitario nacional, al ingresar a procesos de autoevaluación institucional que le proporcionan las condiciones para superar las exigencias de la Ley de Educación Superior, por lo que su nuevo eslogan, “La diferencia está en los hechos”, es una afirmación clara que refleja la realidad de la universidad.

La universidad ofrece, a partir del 2000, las carreras de Antropología y Arqueología, que si bien su demanda no logra cubrir los costos de funcionamiento sí le permite cumplir con su responsabilidad social y con los postulados de su visión y misión. En esta etapa, la universidad desarrolla procesos sistemáticos de capacitación docente en los que ofrece una serie de cursos de formación en áreas de metodología, por medio del postgrado en Enseñanza superior universitaria.

Es en estos años que se enfatiza la implantación de medios de comunicación propios, como una actividad estratégica contemplada en el respectivo plan de desarrollo. La revista Entorno es un medio de difusión de la labor de investigación económica-social que realiza la institución; es distribuida ampliamente y puede ser consultada en la página web de la institución. Se cuenta con una radio en 970 AM, que actualmente también es utilizada como centro de práctica de los estudiantes de comunicaciones. Además, se publica la revista especializada Enlaces, en convenio con el INCAE Business School; la revista de antropología Kóot; asimismo, el periódico virtual Comunica es parte del órgano de divulgación interno.

Hacia la búsqueda de la universidad del futuro. Acreditaciones. 2001-2005“Solo la visión de los grandes logra los cambios trascendentales”

En noviembre de 2001, la Rectoría y el Directorio Ejecutivo comenzaron un nuevo proceso de planeamiento estratégico, que incluía la reingeniería del período 2001-2003, a partir de las anteriores evaluaciones y de la evaluación del Plan estratégico 1995-2000.

En 1995, la  Utec se sometió a un proceso de autoestudio para obtener la acreditación de la Asociación de Universidades Privadas de Centroamérica (Auprica), proceso pionero en la región, del cual la universidad resultó acreditada.

En 2003, la Utec fue acreditada por el Ministerio de Educación de El Salvador (Mined), a través de la Comisión de Acreditación de la Calidad Académica.

En diciembre del 2004 recibió la acreditación de la Red Latinoamericana de Cooperación Universitaria (RLCU), la cual incluye a más de veinte prestigiosas universidades de Latinoamérica.

El 7 de marzo de 2005, Auprica otorgó a la Utec un segundo certificado de acreditación, que estaría vigente durante los próximos cuatro años.

En diciembre de 2008, la Comisión Nacional de Acreditación del Mined otorga la reacreditación a nuestra institución educativa. Se sometió asimismo a un nuevo proceso de reacreditación para el periodo 2015-2020.

Calidad, innovación y excelencia académica. A partir de 2006Hacia nuevos horizontes y a la asunción de nuevos compromisos institucionales

En este período, se fortalece la unidad de Educación a distancia, Edutec, así como la modalidad innovadora del proceso de graduación a través de la preespecialización; la oferta de nuevas carreras en modalidad presencial y virtual; nuevas modalidades de horarios, que incluyen clases los fines de semana; alianzas a través de la red con instituciones de educación media; programa de apoyo al estudiante, tutores, instructores, cursos de nivelación; equipamiento tecnológico, un moderno sistema bibliotecario, entre otros.

La Utec es la primera universidad en El Salvador en crear una oferta de  carreras virtuales y en desarrollar una plataforma especializada para ello: Utec Virtual, que cuenta con una planta docente capacitada por organismos internacionales tales como la Escuela Internacional de Desarrollo, Educación y Capacitación de Buenos Aires, Argentina, y UNED de España y Costa Rica, entre otros.

Asimismo, se ha continuado con la promoción de investigación institucional y de cátedra, lo que ha permitido un importante avance en el índice de producción intelectual de docentes y alumnos. Esto se ve reflejado en el número de investigaciones publicadas y en los registros de derecho de propiedad intelectual.

También se destacan el posicionamiento del Centro de Investigación de la Opinión Pública Salvadoreña, Ciops.

Los 35 años de evolución y desarrollo institucional experimentados por la  Utec ha respondido al serio compromiso adquirido ante la sociedad salvadoreña. El presidente de la Junta General Universitaria, Dr. José Mauricio Loucel, lo reafirma con claridad cuando expresa que la Utec, como una entidad adulta, se compromete a formar profesionales íntegros en su comportamiento, competentes en su desempeño profesional, eficaces en su labor productiva, solidarios en su relación social, responsables en su condición ciudadana y protectores de su ambiente natural.

Copyright © 2017 - Universidad Tecnológica de El Salvador - UTEC